Fondo Fiduciario de la Corte Penal Internacional en Beneficio de las Víctimas (FFBV)

Fondo Fiduciario de la Corte Penal Internacional en Beneficio de las Víctimas (FFBV)

FONDO FIDUCIARIO PARA VÍCTIMAS

Felipe Michelini

01.11.2016

El abandono de la Corte Penal Internacional (CPI) es un retroceso deplorable para las víctimas. Los anuncios de algunos países africanos de abandonar el Sistema de la Corte Penal Internacional,fragiliza los mecanismos de compensación a las víctimas de los más grandes crímenes, como genocidio, guerra y de lesa humanidad.

Por ello conjuntamente con los otros miembros del Fondo Fiduciario de Corte Penal Internacional, emitimos esta declaración que transcribo a continuación:

Comunicado de Prensa, la Haya 28 de octubre 2016.

“Los cinco miembros del Consejo de Dirección del Fondo Fiduciario en beneficio de las Víctimas (FFBV) de la Corte Penal Internacional, expresan su más profunda preocupación sobre los recientes anuncios por parte de algunos países de denunciar el Estatuto de Roma constitutivo de la CPI y retirarse del sistema establecido por éste.

El retirarse del sistema es un retroceso deplorable para las víctimas de la mayoría de los atroces crímenes como el genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad que afectan a los más vulnerables, como mujeres y niños.

No sólo es una regresión para las víctimas que se encuentran en países en situaciones donde interviene la CPI, sino para toda víctima alrededor del mundo, para quienes la promesa universal del Estatuto de Roma de una justicia restaurativa, corre el riesgo de transformarse en una perspectiva lejana.

Las denuncias al tratado, debilitan la lucha contra la impunidad, siempre a expensas de los derechos y el bienestar de las víctimas de crímenes internacionales. La protección y dignidad de las vidas humanas dependen del Estado de Derecho, y particularmente de la determinación del Estatuto de Roma de poner fin a la impunidad de los perpetradores de aquellos delitos más graves y de mayor trascendencia para la Comunidad Internacional.

El Consejo de Dirección recuerda el inspirador y moral liderazgo del Arzobispo Desmond Tutu, quien fuera elegido en la primera y pionera Junta Directiva del Fondo Fiduciario en beneficio de las Víctimas, representando al grupo estados africanos a título personal.

En sus propias palabras: “Queremos reconocer a aquellas personas que durante muchos años han sido los desconocidos, que han sido dejados de lado, y en ese proceso, ayudar a curar el trauma, ayudar a curar las heridas de las comunidades, ayudar a recomponer lo quebrado.”

El Consejo actual ve en el abandono de la CPI el riesgo de una peligrosa recaída, marginando aún más a las víctimas y sus comunidades. El Consejo del FFBV respetuosamente sostiene que ser un Estado Parte de la CPI no solo significa ser integrante de los esfuerzos globales para prevenir y castigar crímenes internacionales, sino también defensores de los mecanismos sin precedentes establecidos por el Estatuto de Roma a fin de proporcionar compensaciones significativas a las víctimas. El Consejo insta a todos los Estados Partes a continuar siendo socios integrales y activos en la lucha contra la impunidad y construir una justicia restaurativa.

***

Bajo su mandato de asistencia, el FFBV ha alcanzado a más de 300.000 víctimas, con escasos recursos procedentes de contribuciones voluntarias y donaciones. El FFBV ha trabajado con más de 40 socios locales, empleando cientos de profesionales africanos, incluyendo médicos, sicólogos, especialistas en educación, agrónomos, especialistas en microcréditos, entre otros. Los líderes comunitarios y las agencias locales de gobierno juegan un rol crucial en garantizar e impulsar resultados duraderos del programa de asistencia del FFBV. El FFBV se encuentra actualmente comprometido en el mandato de implementar las órdenes de la Corte en referencia a la reparación de un número creciente de casos, proporcionando así un significado tangible a la justicia restaurativa a las víctimas.

Las actividades y programas del FFBV están diseñados para ser sensibles al trauma y a las diferencias de género, y que las víctimas lo asuman como propios. Todo ello en el marco de los procesos de superación del daño sufrido en las víctimas y sus comunidades en las complejas situaciones de conflicto y post-conflicto.

FONDO FIDUCIARIO PARA LAS VICTIMAS, Consejo de Dirección
Motoo Noguchi (Japón),
Presidente Mama Koité Doumbia (Mali)
Baroness Arminka Helic (Reino Unido)
Felipe Michelini (Uruguay)
Alma Taso Deljkovic (Bosnia Herzegovina)

Director Ejecutivo – Pieter de Baan

Montevideo, 31 de octubre.

(Traducción no oficial de VS / Asistente del miembro uruguayo del CD FFBV)

 

https://www.uypress.net/auc.aspx?72803,70

Los comentarios están cerrados